Ninna, Colors Party

Chacarilla

Ninna se ha posicionado como la primera sugerencia de fiesta para los martes, con un lleno total. Mucho perreo y trap.

La pachanga inició más temprano de lo acostumbrado, no hubo dj de warm up, generalmente esto no es una buena idea, pero la discoteca estaba llena desde temprano y funcionó bastante bien haber adelantado la pachanga.

La canción “El Amante” de Nicky Jam, en solo semanas ya es un himno, la respuesta que tiene la gente es brutal, el album de donde proviene esta canción se llama “Fenix” y vaya que buena elección para el nombre, ya que Nicky Jam empezó en la época de “Playero”, cayó por años en el abandono, y ahora desde que se mudó a Colombia, esta en una subida vertical a la estratosfera.

El tema más pedido fue “Ponte Bonita” de Mario Hart con Wolfine, que esta pegando cada vez más duro en la pista de baile.

No hubo circunstancia para poner salsa, de hecho tocar para un público joven implica que la mayor parte del repertorio debe ser muy nuevo y los artistas de reggaetón y trap están sacando temas a un ritmo acelerado dejando atrás al resto de géneros. En esta ocasión amplié la colección de EDM, con temas como “Closer (Simone Castagna Remix)” de The Chainsmokers ft. Halsey, “This Girl” de Kungs vs Cookin’ on 3 Burners, entre otros, y la respuesta fue brutal, en la pista de baile era un mar de manos levantadas, todos saltando con una energía asombrosa.

La música como cada martes tuvo en mayor proporción reggaetón, del nuevo, del ancestral, y mucho trap. Parte crucial de que un género nuevo funcione en una pista de baile es saber como bailarlo, a la fecha puedo afirmar que ya la gente sabe bailar trap, el beat esta bastante más nítido para bailar. Esta vertiente logró insertar el rap en las discotecas, ya que el público suele ser alérgico al beat del rap y su relación con bailarlo en el mainstream se reduce a temas contados con los dedos de la mano.

Bizarro, Todos Los Mundos
Resident, Noche Cuatro Gallos